Looper


Los viajes en el tiempo son un recurso inagotable para la ciencia ficción. Parece ser que son del todo imposibles (no hay energía capaz de lanzar a una persona a la velocidad de la luz) pero eso nunca ha sido impedimento para la imaginación. En el cine han dado lugar a films tan interesantes como El tiempo en sus manos, Terminator, Regreso al futuro, La jetée, 12 monos, Los Cronocrímenes, Donnie Darko o Primer. Looper es una más a añadir en esa lista de interesantes películas sobre viajes en el tiempo.

Rian Johnson sorprendió gratamente a muchos en 2005 con Brick (aunque a mí me dejó frío y aburrido) y ahora da el salto a las grandes producciones con Looper. Por suerte ha sabido darle a su película los toques justos de personalidad. Looper no es un blockbuster al uso, no se cede a los deseos del público juvenil y ofrece las dosis justas de violencia y complejidad argumental. Johnson plantea un futuro distópico en el que los viajes en el tiempo son usados por las bandas de criminales para deshacerse de quienes estorban. El film se disfruta mucho si eres aficionado a la ciencia ficción, incluso en algún momento me dejó perplejo y tuve que ordenar el serio lío que se había formado en mi cabeza (¿pero no había matado ya a este tipo?). Valga por delante que no vale la pena intentar verle el sentido a este tipo de películas sobre viajes temporales, son imposibles y punto. Pero presentarlos con una aparente verosimilitud es lo menos que se puede pedir.

 Johson presenta un futuro dominado por la violencia y los fuertes contrastes sociales. La premisa inicial me recordó a las novelas de Philip K. Dick aunque un poco menos neurótica. Su historia combina elementos de ciencia ficción y cine negro a partes iguales pero también tiene elementos de western (la escena del árbol recuerda inevitablemente a Raíces profundas). Me pareció acertado el tratamiento de los personajes, el héroe no es un tipo de una pieza. Es un yonqui asesino que mata por dinero e incluso es capaz de vender a un amigo por el vil metal y salvar así el pellejo. Es un héroe con muchos flecos. Tampoco la chica del film es el típico florero dispuesta a dejarse salvar y seducir por el héroe de turno. Es una madre con sentimientos y necesidades pero dispuesta a todo por defender a su hijo. Ni que decir tiene que el personaje del niño no es el típico crío que da grima, aunque sí asusta bastante esa cara de pequeño cabrón que tiene el chaval.



 Me gustó el hecho de que Gordon-Levitt imite en sus gestos y muecas a Bruce Willis e incluso le hayan maquillado para que se le parezca más. Tanto Willis como Levitt está bien interpretando el mismo personaje en distintos momentos de su vida, ambos son la misma persona pero con vivencias distintas. Si nosotros mismos nos encontráramos con nuestro yo de dentro de 30 años, seguro que la conversación sería muy interesante, sobre todo si quiere matarnos.

 El film tiene un ritmo trepidante que atrapa desde el primer momento. Sólo se quiebra este ritmo brevemente hacia la mitad del film (la granja) dando un respiro al espectador. Pero tranquilos, la cosa vuelve a coger brío y ya no para hasta el final con una escena casi antológica.

 Los amantes del cine de acción de Bruce Willis quizás salgan defraudados, el resto salimos bastante satisfechos. Looper es una interesante propuesta de ciencia ficción.

6,5





1 comentario:

Anónimo dijo...

pasé un buen rato y me hizo pensar, pero un 7 lo veo excesivo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails